Search
  • Armando Salas

Agentes contra representantes

Updated: Oct 15, 2018


Estos dos términos se usan mucho en la industria del entretenimiento. Y en algunos casos, un artista puede contar con los servicios de uno, del otro o de ambos. Pero hay consecuencias legales dependiendo con quién te involucres.


Primero comenzaré diciendo que no necesitas un agente o un representante para iniciar tu carrera de entretenimiento. Pero en la mayoría de los casos tener uno a tu lado que pueda guiarte a través de los conflictos de la industria, sin duda ayuda.


Para aclarar, un agente es una persona profesional que trabaja para ti. Tiene licencia del estado y normalmente cobra una comisión del diez (10) por ciento sobre cualquier trabajo que asegure a un actor. Eso significa que el agente ganará del monto total de las ganancias del actor cuando las haya. Por lo tanto, el agente estará ocupado consiguiendo trabajo para su cliente lo antes posible.

Sin embargo, el interés del agente puede no ser el mismo que el de los actores. Para que el agente reciba el pago, el actor debe trabajar. Por lo tanto, algunos agentes pueden intentar presionar al actor para que trabaje en proyectos que pueden no ser buenos ni agradables para la carrera del actor. El agente tiene un gran interés en lograr que el actor trabaje. Por otro lado, están los representantes.


Un representante también es una persona profesional, pero no necesariamente con licencia. Pero éste se limita a aconsejar al actor sobre sus elecciones de carrera. Sin embargo, muchos representantes traspasan sus límites y obtienen trabajo para sus clientes debido a los contactos que han obtenido en el medio a través de los años. Debido a que el representante no tiene licencia para conseguir trabajo para el actor, puede existir un problema con sus honorarios. Los representantes pueden cobrar mucho más del diez (10) por ciento estándar del agente. Esto puede ser de un quince (15) a un veinte (20) por ciento. La función principal del representante es sugerir al actor opciones de carrera. El representante establece un camino y objetivos para la carrera del actor. Incluso puede aconsejar al actor sobre las clases de actuación, lecciones de canto así como qué roles tomar y cuáles evitar. A diferencia del agente, es posible que el representante no impulse a trabajar en ningún proyecto. El representante puede querer desarrollar ciertas habilidades de los actores sin trabajo hasta que consideren que está listo.


Entonces, obtener títulos y adquirir experiencia son puntos muy importantes en la industria. Asegúrate de pedir a otras personas de la industria que te recomienden a los buenos agentes. Los agentes normalmente tienen muchos clientes. Los representantes son más selectivos con sus actores. Los representantes tienden a ir de la mano del actor y tratar de satisfacer sus necesidades personales primero.


Ya sea que contrates un agente, un representante o te inclines por ambos, asegúrate de que la persona realmente cuide tus intereses. Después de todo, el agente o representante trabajarán para ti. Le pagas cuando te paguen.


20 views0 comments

Recent Posts

See All